26 dic. 2014

animal channel rouge

En la fatídica hora anual del trabajo
me perdí en el animal channel rouge
viendo como mi cuerpo esclavo
se ataba al sillón
y a las modas.
La televisión evita la paz.

Zapping fast food.
Mi cuerpo se quemaba:
radiación solar en mi pantalla.
Crema crema crema
azúcar helado dieta.

Y en el programa
siempre sucedía lo mismo.
El tigre se comía al venado
apretando los dientes a fondo en el cuello
manchándose de rojo
como si hubiera dado un beso apasionado,
con los labios pintados
y el venado durmiendo la muerte el en piso
con el cuerpo lleno de amor.

No hay finales felices
en el animal channel rouge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario