31 mar. 2012

Maldita máquina II.

Y mientras tanto se unen pensamientos, también miradas.
Reflejos, emociones, panorámicas, observaciones, lo bueno, lo mano, no existe, ¿o si?
¿o no? ¡Oh, no! un taxi que lleva una placa de identificación, no una persona,
que vil.
Y ese pedazo de cartón envuelto en plástico piensa en sus duros, no le alcanzan.
Escogió algo que lo cogió, su empleo ¿cuándo caerá? ya cayó.
No puede salir. Si puede: por la puerta principal del gran banco. Una vez en la calle
será un ente con movimiento, con destino, su casa.

(se termina la carilla)

No hay nada a la vuelta de la página,
como una esquina.
¿Qué esperabas?

15/4/09

1 comentario:

  1. Sentimientos sensibles y prima aquí en este espacio están expuestos.
    Saludos!

    ResponderEliminar