13 jul. 2011

Homo sapiens (Olores y Caos)

Olvidando números de teléfono de viejos amores,
anoté el tuyo.
Si, es sabido que no debo volver a enamorarme
ni figurarme cosas pacíficas y creaciones
perfectas.
De muy chico supe
que dios no existia:
la perfeccion mata a las almas más hermosas.
Ciertamente el unico lugar que nos queda
a los humanos, pobres seres,
es el charco
con los cerdos
revolcándonos
ensuciandonos
esperando hasta el amanecer
para dejar de reir.
Espero no te pases de tu dosis de hoy,
no quisiera verte sufrir de nuevo.
No hay nada a la vuelta de la esquina,
¿Qué esperabas?
Sólo quedan esos detalles
que casi siempre se nos escapan
y los recordamos cuando no hay más remedio
que llorar.
Me acabo de levantar
y lo único que puedo decirte
es que ahora estan cayendo muchas bombas,
un tipo le está gritando a su mujer
mientras ella rompe las fotos que tiene con él,
a un chico le roban la bicicleta en el parque Lezama,
pero yo
tengo tu número de teléfono
anotado en la mano.

No puedo dejar de pensar en el
pibe y su bici.
No hay amores, números, fantasías
ni colores que lo saquen de la ruina segura.
Espero que la recupere
y pueda escapar
de las bombas.

1 comentario:

  1. Y al mismo tiempo que a un chico le roban la bicicleta en Lezama y que un chabón le grita a la mujer que rompe las fotos que tiene con él. También, también hay dos miradas encontradas en un colectivo, dos manos entrelazadas, una madre que le sonríe a su bebe, un hombre que acaricia la panza de su mujer, alguien llorando en un día soleado y alguien riendo en un día de lluvia. Tantas cosas hay, tantas cosas pasan. Puede que una situación nos llame la atención y nos deje pensando que la infancia es lo mejor, y si pero al mismo tiempo no.

    ResponderEliminar