22 jul. 2011

Como leer poesía.

Si sos de los que leen
todo esto muy rápido
te voy a decir una sola cosa:
sos un pelotudo.
Tenes que empezar lento,
agudizar el olfato
para descubrir en unos segundos
como viene la mano.
Seguramente ni sabes
como va a terminar
pero no importa.
A esta altura,
cuando ves que ya se termina,
empezá a acelerar un poco,
pero no te apures.
Me molestan bastante
los que leen por encima,
como si los estuvieran apurando:
¡son sólo palabras!
Me molestan, sobre todo
porque no leen la primera parte
y lo peor es que
cuando llegan al final
no lo entienden,
ni van
a entender
porque baja
asi,
inexplicablemente
y termina
tan bien.

18 jul. 2011

Enfermedad

No me importa que me tilden de loco
porque se que hay muchos como yo:
que encuentran en la violencia pasional
un amor salado, cruel y despiadado
que no hace mas
que enamorarnos y atropellarnos
en una ruta poco iluminada
donde muchos hablan y hablan.
Ellos andan en auto y hablan
y hablan
y seguirán hablando en la noche
con sus respectivas esposas
de lo mal que esta el clima
y el mundo.
Vos y yo dejamos de entender al mundo,
pero sentimos el frio que hace.
Elos andan en auto y hablan
y hablan
y nosotros estamos haciendo dedo.
"te odio hijo de puta, no vengo nunca mas
con vos".
Me odias y yo también a vos,
por eso estamos juntos.

13 jul. 2011

Homo sapiens (Olores y Caos)

Olvidando números de teléfono de viejos amores,
anoté el tuyo.
Si, es sabido que no debo volver a enamorarme
ni figurarme cosas pacíficas y creaciones
perfectas.
De muy chico supe
que dios no existia:
la perfeccion mata a las almas más hermosas.
Ciertamente el unico lugar que nos queda
a los humanos, pobres seres,
es el charco
con los cerdos
revolcándonos
ensuciandonos
esperando hasta el amanecer
para dejar de reir.
Espero no te pases de tu dosis de hoy,
no quisiera verte sufrir de nuevo.
No hay nada a la vuelta de la esquina,
¿Qué esperabas?
Sólo quedan esos detalles
que casi siempre se nos escapan
y los recordamos cuando no hay más remedio
que llorar.
Me acabo de levantar
y lo único que puedo decirte
es que ahora estan cayendo muchas bombas,
un tipo le está gritando a su mujer
mientras ella rompe las fotos que tiene con él,
a un chico le roban la bicicleta en el parque Lezama,
pero yo
tengo tu número de teléfono
anotado en la mano.

No puedo dejar de pensar en el
pibe y su bici.
No hay amores, números, fantasías
ni colores que lo saquen de la ruina segura.
Espero que la recupere
y pueda escapar
de las bombas.